Camino Real 1240 - Oficina 401, San Isidro
+51946035456
info@csmlatam.com

Transcripción Webinar Mujeres líderes en Sostenibilidad

Transcripción Webinar Mujeres líderes en Sostenibilidad

Buenas tardes a todos, y bienvenidos a un nuevo Webinar organizado por Catalyst Sustainability Graduate School, la escuela de graduados en sostenibilidad.

Yo soy parte de las coordinadoras de la escuela y hoy tengo la suerte de presentaros en nuestro mes de mujeres líderes en la sostenibilidad a Alicia Aradilla, que es empresaria y socióloga, especializada en neurolingüística y que además será profesora de inteligencia funcional en el máster que lanzaremos próximamente desde Catalyst, del que luego os daremos más información.

El webinar consistirá en 30 minutos de presentación más o menos y luego tendremos un tiempo de preguntas y respuestas unos 15 minutos aproximadamente, pero Alicia nos anima a ir preguntando según tengamos dudas durante el webinar de su presentación y sí tienen alguna duda puntual también se va a dar toda la libertad para eso, para hacerlo lo más dinámico posible.

Y nada más si tienen alguna duda, no duden en ponerlo. Y muchas gracias a todos por asistir, sobre todo gracias Alicia por estar aquí con nosotros.

Pues gracias a vosotros, estoy muy emocionada de estar aquí, muy contenta a hablar de sostenibilidad y no solamente animo a que preguntéis dudas, sino también a que unáis vuestras palabras a las mías y vayamos haciendo más grande y más densa y más sostenible esta conversación.

Para comenzar desde mis pequeñas manías de socióloga y de neurolingüista vamos a hablar de sostenibilidad, pero me voy a permitir preguntarle a Miguel Ángel Castañeda qué es sostenibilidad, para desde ahí luego desarrollar toda la conversación.

Gracias Alicia nuevamente. ¿Nosotros como entendemos la sostenibilidad? Si recordarás, desde fines de los ochenta con la comisión brundtland nace un concepto de que el desarrollo sostenible está vinculado al uso racional de los recursos sin poner en riesgo los recursos del futuro. De una u otra manera entendemos la sostenibilidad como un proceso de responsabilidad personal para el bienestar colectivo. Es una manera como abordamos el proceso de crecimiento de todos sin dejar a nadie atrás, por eso nosotros nos adscribimos obviamente al concepto global del desarrollo sostenible, pero lo incorporamos desde un punto de vista de responsabilidad individual de cada uno para poder enfrentar los desafíos del futuro.

Ya lo estamos viendo en este momento con la pandemia. Importante va a ser que cada uno de nosotros seamos responsables individualmente para poder dar la seguridad al resto de tener un bienestar, en este caso de salud, por allí vamos que hay una serie de herramientas y elementos que trabajamos como son temas técnicos de las energías renovables, de economía circular, etcétera. Y el liderazgo para poder enfrentar estos temas… y dentro del liderazgo estás tú Alicia.

Pues voy a tomar la sostenibilidad desde el punto de vista del mundo interno. Tú nos has hablado del mundo externo, la sostenibilidad que tenemos fuera de nosotros y que la creamos, pero para crear esa sostenibilidad, incluso para poderla percibir, para poderla identificar, lo hacemos a través de la relación y la conexión que creamos con nuestro mundo interno, con nuestro mundo interior.

Y yo le llamo mundo interior básicamente a tres conceptos: los patrones mentales, es decir como son nuestras cadenas de pensamiento, a nuestra gestión emocional y todo eso vamos a ser capaces de expresarlo a través del lenguaje, del lenguaje y de la palabra. Cuando tú has dicho en tu definición… la responsabilidad individual en relación al colectivo y a la comunidad eso, tiene que ver con la motivación. Yo puedo ver comunidad desde un tipo de motivación, entonces me voy a permitir relacionar sostenibilidad con motivación. Como bien sabéis y si no pues algún aporte rapidito, hay muchos tipos de motivación, la básica sería la motivación extrínseca, aquella en la que hago algo porque me dan algo, o tengo recompensa o tengo castigo y eso me motiva, me mueve a un comportamiento o a una acción.

Luego está la intrínseca, la que nace de uno mismo, las cosas que te gustan, el ocio, lo que nace por ti mismo sin necesidad de un estímulo externo. Y luego hay una motivación que a mí me encanta, que es la motivación trascendente y que es aquella que te motiva desde tus intereses si ser directos. Y eso es sostenibilidad, es tener un comportamiento hoy pensando en un resultado… primero que sea sostenible en el tiempo, y segundo que quizás ese resultado se va a ver en un futuro o se va a ver en otro lugar o se va a dar de una manera en la que yo como individuo no tengo un beneficio directo.

Así que sólo las personas que tengan una motivación trascendente, de una manera más sólida pueden incorporar el concepto de sostenibilidad y pueden expandir el concepto de sostenibilidad. Y es muy curioso, porque la motivación trascendente genera unas conexiones neuronales, unas chispas neuronales en una parte del cerebro, y la motivación extrínseca genera conexiones neuronales en otra parte del cerebro, y sin grandes explicaciones neurocientíficas, la gracia es, que la motivación extrínseca la del palo y la zanahoria, el castigo y el premio,  genera conexiones neuronales en nuestra parte más primitiva del cerebro, en nuestra parte más reptiliana, en la parte de la supervivencia. Sin embargo, la motivación trascendente cuando la sentimos, la evocamos, y la practicamos, está generando unas conexiones neuronales en nuestra parte del cerebro más reciente, en el neocórtex, en el que nos convierte en homo sapiens.

Así que aunque sea por beneficio propio de que se den conexiones neuronales en la parte del cerebro que nos interesa, ya no si la habilidad no se habite y ahora que sólo van a poder hablar de sostenibilidad los que esos neuronas se mueven en esta parte del cerebro…No, no puedes provocar, y la sostenibilidad puede ser la que fuera, puede ser una manera de comenzar a crear una sostenibilidad dentro. Que el concepto lleva a algunos preceptos como, que sea duradero en el tiempo y que queremos más duradero que el bienestar interno, y que sea a una gestión de recursos o una correlación de recursos armónica. Y esto, es lo que de una manera muy íntima, todas las personas anhelamos, sentirnos en términos como cada uno ha elegido el suyo, sentirnos en paz, sentirnos en equilibrio, sentirnos en tranquilidad. Esas son un poco las emociones, los estados emocionales que anhelamos para poder decir que dentro de nosotros estamos en sostenibilidad. Y solamente desde esa sostenibilidad interna vamos a poder expandir y proyectar una manera sólida, que no solo se quede en conversaciones, la sostenibilidad en el mundo externo.

Sostenibilidad también quiere decir diversidad, si pensamos en agricultura sostenible estamos pensando en diversidad de alimentos, en diversidad de plantas… si estamos pensando en monocultivo extensivo y muy intenso, ya tenemos la experiencia directa de que eso es productivo, pero no es sostenible, y no es sostenible en muchos ámbitos. Entonces me gustaría plantearnos una reflexión y a ver cómo os llega. En términos de inteligencia emocional y de gestión emocional hemos tendido al monocultivo, al monocultivo de las emociones y el monocultivo de las emociones sabemos que no es sostenible. Y ¿ en qué monocultivo nos hemos puesto sí sí sí vamos a cultivar solo esto? Pues en la famosa felicidad.

Queremos que nuestra vida sea un monocultivo de la emoción felicidad, y en sí mismo es una controversia, porque si queremos ser unas personas sostenibles en nuestro mundo interior, queremos estar en equilibrio, queremos tener inteligencia emocional, queremos tener unos patrones mentales, es decir, crear unos patrones que sean eficientes… necesitamos diversidad. Ya sabemos que el monocultivo no funciona. Y, ¿ que significa que necesitamos diversidad emocional? Que hemos de tener la capacidad de poder aceptar todas las emociones. Imaginaos un campo, en el que solo plantamos felicidad, y cuando vienen rabia o viene ira o vienen miedo, la tratamos como una mala hierba – que ha sido un término muy perverso de la agricultura y no era sostenible- como una mala hierba que no tiene ninguna función y la arrancamos para seguir teniendo nuestra cosecha de felicidad.

Ya sabemos, en el mundo exterior que ese proceso ha terminado envenenando la tierra, porque hemos necesitado utilizar muchos fungicidas, muchos pesticidas… hemos necesitado envenenar a la tierra para que nos nutriera y bien sabéis que esto no es sostenible. Pues con las emociones nos ha pasado un poco lo mismo, y hemos tenido una tendencia social, porque la felicidad en cierta manera se ha convertido hasta en una especie de pseudo tecnología de gobierno, y hemos pasado del control social desde el miedo al control social desde la felicidad.

Pero volviendo a nosotros, vamos a procurar que nuestra cosecha interna de emociones sea variada, y eso es inteligencia emocional. Cada vez que tienes una emoción que a veces es muy incómoda, la aceptas en tu cultivo, aceptas esa diversidad, porque solo desde la diversidad de las emociones vamos a poder tener una buena cosecha de vida. Siempre que sepamos distinguir felicidad de placer. No es lo mismo, y no están en el mismo nivel.

Entonces me gusta la idea de hacer esta analogía del monocultivo de la felicidad con el monocultivo de los campos que no son sostenibles… como una metáfora para que nos invitemos a nosotros mismos a gestionar nuestras emociones, a aceptarlas, a saberlas manejar y no rechazarlas y arrancarlas de nosotros mismos como si fueran malas hierbas. Porque toda emoción tiene una función y a partir de aquí, sí que seremos capaces de crear un mundo interno mucho más sostenible, que, por consecuencia, va a generar un ambiente social muy sostenible.

Antes me comentaba Lola que la palabra social es una palabra muy importante dentro del concepto de sostenibilidad. Yo también lo considero, desde la sociología obvio, así que os invito a que, a partir de ahora, os convirtáis un poco más sostenibles intentando poner más diversidad de emociones en vuestra cosecha, aceptando cada emoción, y gestionándola.

Porque eso sí que está inteligencia emocional. Rechazarla no es la inteligencia emocional. Inteligencia emocional no es nunca sentir miedo, inteligencia emocional es cuando el miedo tiene una función, se siente, se gestiona y se transforma. Y en una relación armónica y sostenible se crea un comportamiento.

No sé si hasta aquí tenemos alguna pregunta, alguna reflexión… ¿como está el chat Lola?

Yo tengo un montón de preguntas, bueno y de reflexiones. Me ha recordado tu analogía, que me ha parecido espectacular, la del cultivo con la felicidad, esto de que queramos tener siempre una felicidad. Y me ha recordado al consumismo, que también está relacionado con la sostenibilidad. Que nos hacen relacionar que toda la felicidad nos viene a través del consumo, y cuando queremos ser felices y no lo somos y encontramos estas buenas hierbas, a veces lo intentamos acabar comprando cosas… lo que genera igual otras emociones que aún son peores…y todas las consecuencias que tiene el consumismo ahora mismo…

También te quería preguntar…¿ cómo gestionamos estas malas hierbas? ¿ qué hacemos cuando las tenemos?  lo aceptamos sí, pero para qué se vaya esta tristeza.

Vamos por orden, podríamos decir que el consumismo es una expresión de la ansiedad que a veces nos genera la búsqueda de la felicidad en sí misma. Es una gran incongruencia que buscando felicidad sientas ansiedad por encontrar esa felicidad, y el consumismo es una manera de gestionar la ansiedad que nos produce, a veces, incluso buscar la felicidad.

¿Cómo gestionamos las emociones? Bien, pues de una manera simple y para que las personas que nos han dedicado su tiempo y están conectados se lleven algo útil. Pues lo vamos a hacer desde la palabra, yo soy una gran enamorada de las palabras y estoy convencida de que las palabras nos habitan, y que ellas nos habitan a nosotros, y que ellas son hilos invisibles que nos manejan, de una manera más o menos sostenible dependiendo de cómo sean estas palabras.

Entonces lo que voy a proponer es cuando sentimos una emoción, muchas personas ni siquiera saben identificarla. Y de allí el concepto de malas hierbas… todos son malas hierbas.

Pues cuando sentimos una emoción y sí que la podemos clasificar en afectiva o incómoda, vamos a utilizar el diálogo interno y en el diálogo interno nos vamos a decir a nosotros mismos de una manera literal ‘bienvenida emoción, ¿que información bien está traerme?’ Esto no tiene como objetivo que de repente la emoción coja un megáfono y diga… vengo a decirte…No, este diálogo interno ya es un proceso de transformación de la emoción, porque con este diálogo ya estás generando una relación. Bien es sabido y seguro que todos tenemos una pequeña experiencia directa en eso que, cuando nos queremos relacionar vamos a hablar con el otro y cuando no nos queremos relacionar…no hablamos, no nos comunicamos.

Pues con nosotros mismos es igual, y con nuestras emociones. Cuando queremos conectar con ellas, a través del diálogo interno y el diálogo intencionado, podemos preguntarle esto… bienvenida emoción qué información vienes a traerme… las personas que tengan más autoconciencia emocional, van a identificar qué les llega de esa información. En forma de sueños, en forma de pensamientos, en forma de ideas… muy distintas a las que suelen tener en forma de intuición… en forma de, de repente, su percepción selectiva se amplía como un gran zoom y vea algo fuera y lo interpreta como una señal.

Así que aquí os regalo esta frase, para que sea vuestra primera frase de relación con las emociones, y por supuesto, en el máster vamos a abordar de una manera más profunda cómo hacer una gestión de nuestras emociones. Por qué la empatía, es una palabra que la tenemos muy común y que significa ponerse en el lugar del otro, y está bien conceptualmente, pero la gran pregunta es… ¿ si yo no tengo capacidad para identificar mis propias emociones como me voy a poner en el lugar del otro? Es bien difícil, entonces en el máster, de una manera más profunda y mucho más práctica, vamos a abordar cómo hacer una gestión sutil de estas emociones. Pero de momento esta tarde ya te llevas una primera frase para empezar la conversación contigo misma.

Creo que tenemos alguna pregunta en el chat. Nos han hablado de felicitad con la analogía del monocultivo, también, una reflexión sobre el consumismo, sobre lo que es la felicidad, y que, al final la calidad está en actuar con nuestros valores… en la sostenibilidad tiene mucho que ver.

Y bueno, Miguel nos pregunta… ¿cómo recomendamos generar una mayor y más intensa inteligencia emocional en los individuos? ¿ se aprende rápido? ¿es complejo el proceso? ¿ qué desafíos presenta? Voy a empezar por la última pregunta, tiene una respuesta muy fácil, presenta muchos desafíos. La inteligencia emocional tiene varias sorpresas muy agradables, una que se mide, hay muchos tests que mide la inteligencia emocional. Yo particularmente utilizo uno de Goleman que también lo pone en relación con el puesto de trabajo, porque mi área son las empresas. Se mide, y una vez se ha medido, se entrena y crece. No es como ser alto o ser bajo que paras un día de crecer y ya no creces más… eso es el cuerpo. El cuerpo, un día ya no crece más, al menos hacia arriba, crece hacia los lados… pero la inteligencia emocional se expande, y se expande a través de la práctica… y ahí entra otra palabra que teníamos en nuestra presentación del webinar.

Ahí entra el coaching como una manera de que un profesional te de acompañamiento profesionalizado y te acompañe en el proceso de tomar conciencia. Yo en mi caso utilizo siempre como base el lenguaje, porque desde la sociología, desde mi experiencia como empresaria tantos años, y desde la neurolingüística, siempre toco con la misma materia prima, que es la palabra, nosotros tenemos este sistema de pensamiento, porque como especie tenemos lenguaje. Si no tuviéramos lenguaje. ni siquiera tendríamos este sistema de pensamiento, y estamos todo el rato hablando con nosotros, y desde ahí estamos creando la realidad. Cuando yo digo, con las palabras se crían la realidad, que eso es una parte de la inteligencia emocional… imaginaos un hada madrina que hace clic y crea una realidad delante de ella… pues las palabras hacen eso, solo que en lugar de crear la realidad delante de nosotros, la crean dentro de nuestra mente. Y cuando yo me digo una frase o tengo una creencia muy arraigada, eso lo convierto en una realidad. Entonces me empiezo a comportar ajustándome a esa realidad que he creado y se crea. lo que en sociología llamamos el efecto Pigmalión. o la profecía que se retroalimenta a sí mismo. y al final con mi comportamiento enfocado a esta realidad termino creando esta realidad.

Entonces la inteligencia emocional, pues la vamos a la vamos a tocar en el máster, porque consideramos que es una parte integral de la sostenibilidad. Y sino acompañamiento profesionalizado, pero claro que se puede aumentar. Y mi recomendación es… hazlo a través de la conciencia del lenguaje, porque entonces tocas todas las áreas de tu vida y porque todo el día estamos hablando, no tenemos que darle un tiempo extra, ni un esfuerzo extra.

Genial, gracias Alicia. Daniel también nos comenta que uno de los errores populares es asumir que esta felicidad bueno que todos son necesidades, que no diferenciamos deseos de necesidades, y que eso puede causar problemas en la felicidad. Y luego tenemos una pregunta que se nos hace Julia…¿ no saber identificar las emociones hace que nos bloqueamos?¿ qué podríamos hacer?

No saber identificar las emociones puede tener como una de las múltiples consecuencias el bloqueo. Pero no saber identificar las emociones es que no sabes dónde estás tú…Por ejemplo si Silvia me dice que soy pelirroja y julia me dice que soy rubia, cómo yo no tengo conciencia de mi cuerpo, no sé distinguir. Me estoy configurando en base a los estímulos externos, eso pasa muchas veces con las emociones, yo creo que muchas personas no saben si tengo frustración, impotencia, rabia, una bicicleta de todo… así que cuando viene alguien te dice ay qué estúpida estás porque además utilizamos este lenguaje tan vulgar y grosero pues uno se autodefine y se auto configura con esas palabras…Entonces saber qué emociones tienes te da conciencia emocional, como nos es importantísimo tener conciencia corporal, si yo no tuviera brazos mi vida sería distinta. Si no tuviera piernas también, pero si tengo brazos y no tengo conciencia de que los tengo, es mucho peor que si no lo estuviera con conciencia.

Pues esta es la gran tragedia de no poder identificar tus emociones. Sí que el primer paso, por supuesto es, conectar con la mente somática, conectar con el cuerpo, y empezar a identificar qué emociones tenemos.

En mi experiencia, veo que le sucede a muchos clientes… que sólo identifican la emoción cuando está súper intensa, cuando el volumen es muy alto. Entonces cuando están muy muy muy enfadados dice que estoy muy enfadado o cuando están muy muy alegres… la euforia. Pero no saben identificar emociones cuando están en un volumen más bajito.

Espero haber respondido.

Sí, ha quedado más claro.

Tendemos a ser muy poco descriptivos con el lenguaje, muy poco descriptivos, somos muy valorativos y esto es muy poca conciencia del lenguaje. Por tanto tenemos muy poca conciencia del mundo, porque estamos viendo el mundo que creamos con nuestras palabras. No tenemos capacidad de analizarlo y describirlo. En nuestro lenguaje suele ser el generalista, en las personas que tienen poca conciencia del lenguaje, suelen tener un lenguaje, un vocabulario generalista muy valorativo, además normalmente muy juzgador… y entonces en lugar de preguntarte cómo te sientes es buen momento para ti te dicen ay qué estúpida estás hoy qué tontorrona y normalmente utilizan tiempos verbales que son muy poco proactivos.

Entonces están esperando más recibir que dar. Cual cosa tampoco no es sostenible, hablando de sostenibilidad.

Me encanta esto porque me recuerda a no sé si habéis leído. os lo recomiendo si no, el libro de Irene vallejo, el premio nacional de ensayo, y habla del poder de la palabra. Es un análisis de la palabra durante la historia, y los libros, y habla como los psicólogos antes ya, cómo nació el psicólogo, como una persona que te curaba a través del discurso. Que a través de la palabra iba a curar lo que te estaba pasando, y me encantó el concepto de cómo se crea todo y es verdad. Es que son palabras, y es una cosa tan abstracta que no la podemos ni tocar y te transforma todo, y son las historias lo que el storytelling, que es otra cosa que daremos en el máster, y que es esencial ahora mismo, y es que el hecho de como nos cuentan influye más que a veces que lo que te cuentan…

Si me permites tomar unas palabras tuyas… De una manera estricta sí que podemos decir que la palabra no la podemos tocar, pero sí que vivimos el resultado de esta palabra y somos conscientes desde la experiencia directa… lo que pasa es que luego nos cuesta mucho ponernos en esa conciencia, pero somos conscientes de que la palabra tiene un valor, por eso no es lo mismo que te digan una palabra amable a que te diga un insulto. Y por esto cuando conectamos de una manera automática con iconos de ternura y de amor como puede ser un bebé, nos resulta tan dificilísimo insultar a un bebé, porque tenemos la creencia de que eso es una representación de lo más tierno, lo más hermoso, lo más puro… que podamos tener en este mundo.

Claro que la palabra tiene un poder. Irene hace algo muy bonito y ahora si me permites, porque la sostenibilidad me voy a permitir decir que tiene curvas de mujer. Irene explica como la transmisión moral se daba hace mucho tiempo entre las mujeres, mientras cosían, que era la labor dedicada a las mujeres, y es por eso, que hasta el día de hoy miras en las palabras… Son grandes supervivientes, es decir, se sostienen en el tiempo. Hasta el día de hoy en los entornos más intelectuales, más académicos, más ‘cool’, seguimos utilizando metáforas que vienen de la costura, como tejer la trama,  urdir… y crear el nudo y el desenlace y, hay mucho vocabulario de la costura en la escritura. Así que me parece una conexión maravillosa que Irene , al explicarnos nos ha dado esto nos ha dado esa conciencia.

Yo he viajado a algunos otros lugares del mundo y a través de los dichos populares de la manera en que se expresan las personas… tú puedes hacer un mapeo de los estados emocionales de los territorios y de las estructuras emocionales de los territorios, y hay territorios que no tienen estructuras emocionales sostenibles. Entonces es muy difícil que cuando quieres hacer un proyecto, quieres desarrollar algo, y ese proyecto necesita un largo periodo de tiempo… cuajen, porque las estructuras emocionales son la base de la sostenibilidad, y no solo de la nuestra, sino de los proyectos que queremos poner en el mundo externo.

Permíteme la gran responsabilidad que tienes Alicia en este máster y te estaba escuchando con mucha atención tu propuesta…y no suelo intervenir en este tipo de eventos pero me he sentido motivado a tratar de hacer un diálogo más estrecho contigo…Porque aquí, uno de los asuntos que nosotros queremos aportar en el máster, es generar un nuevo liderazgo en las personas, aquellas que tienen la responsabilidad, tanto de la administración pública, a las pequeñas empresas, una pequeña cafetería con sus trabajadores, una gran empresa, con sus  familias alrededor… y obviamente las familias como eje central del cambio y el hecho de que la palabra es fundamental. Bueno ese es un tema que creo que debemos empezar a sembrarlo, así como esas semillitas que mencionas, en cada uno de los alumnos que forman parte de ello. Porque el cambio hacia la sostenibilidad, el cambio de comportamiento, el entendimiento y la valoración del otro, de las diferencias, y estar común tiene que ver por un camino interior fundamental una adecuación fundamental.

Mi idea para mi módulo del máster que lo he aplicado en otros másteres y es muy exitoso es dar unas bases teóricas básicas, porque desde la intelectualidad también despertamos conciencia. Y a partir de ahí, los alumnos se presentan, entonces cuando los alumnos se presentan yo ya los tengo calibrado. Les doy un minuto para presentarse y entonces ya tengo configurado como es el grupo y a partir de ahí lo que hacemos es hacer muchas dinámicas para que ellos aprendan a identificar creencias limitantes a identificar cómo funcionan sus patrones mentales,  y a identificar sus puntos de mejora y sus fortalezas en el lenguaje.

Es un viaje de exploración y como todo viaje de exploración, es una aventura, que a ratos es súper emocionante y a ratos es muy confrontadora, porque te confrontas a ti mismo. Pero en la experiencia que he compartido con tantos alumnos, a las personas que tengan la intención de hacer este máster, yo les invito a que inicien esa aventura. Yo solamente haré de ni siquiera de capitán… yo hago como de ratón que va entre ellos para que muevan… pero si es una gran responsabilidad.

Y voy a tomar dos palabras que has dicho tú Miguel. Seguimos con la palabra sostenibilidad que es nuestra gran invitada de hoy, y le vamos a añadir esta palabra tan bonita que has dicho ‘familia’ y entonces invito a las personas que nos están escuchando, que escriban en algún lugar, de una manera más bien desordenada, no lineal, cuáles son su familia de palabras que hacen su vida más sostenible…. familia es alguien que tienes cercano con el que puedes contar y al que te entregas pues… qué palabras configuran tu familia de palabras para que hacen tu vida más sostenible. Les invito a hacer este pequeño juego para empezar a tomar conciencia de su lenguaje y también conciencia de sus relaciones, porque en esa familia de palabras muchas palabras probablemente sean nombres propios.

-Me encanta porque me parece un autoexamen precioso. No sé si animarte a que nos compartas tu cuál es tu familia de palabras.

Mi familia de palabras tiene muchos nombres propios, así como depende de donde vayas te llevas una parte de la familia o te llevas otra pues, por ejemplo, en mi familia de palabras están los nombres propios de mis mascotas, porque ellas me acompañan mucho en la solitud de la escritura y entonces ahora si me permitís me voy a tomar la libertad de presentároslas.

Porque en las horas de solitud el trabajo de escritor es un pelín solitario pues su energía está ahí acompañando y por supuesto hay muchos nombres propios ahí, y los valores, ya que es lo que sostiene mi vida… la sostenibilidad está en los valores y los valores son lo que es importante para ti, y se transforman a lo largo de la vida.

No es lo mismo estar en una etapa de adolescencia, que, en la etapa familiar, que estar en la vejez, entonces los valores se van transformando y se van reordenando. Pero claro que los valores han de estar ahí como en tu familia de palabras. Incluso pues vamos a jugar qué parte de la familia te llevas según dónde vas yo hay lugares a los que a Arcana no me la llevo, pero hay otros en los que ella nunca falta.

 Algunas personas que están viendo en el webinar, han querido compartir sus palabras. Estas dos palabras que ha compartido Constantin y por ejemplo creo que son generales pero esenciales y que no pueden faltar. En la mía, también empatía por supuesto, y amor que es lo que te causa, si no hay amor difícilmente vas a establecer una conexión o vas a querer que ellos existan o vas a tener en cuenta como sostenibilidad en tu vida.

 Y luego además Miguel añade solidaridad, pues porque cuando amas al final necesitas o te sale sola hacerla llegar, y de ahí él creo que busca el bien.

Eso está relacionado con la motivación trascendente, tú eres solidario cuando… sí que es cierto que muchos voluntarios dicen bueno yo doy porque recibo mucho pero es un diario es un dar físico para recibir emocional. Pero sólo desde la motivación trascendente, desde tener una visión de un mundo mejor, independientemente de que aquí directamente te influya de una manera muy directa, entra el amor el dar amor, porque no siempre es fácil amar, la solidaridad y otras muchas palabras que ha habido ahí. Digamos que el amor es el fertilizante de la cosecha sostenible.

Pues sí ahora también dice Ángel relacionado con lo que has dicho, el agradecimiento. El dar para sentirte agradecido, también das por eso porque te has sentido agradecido. Tenemos este concepto de regalar pues para nuestros cumpleaños o para ciertas fechas pero es por eso por culpa de mostrar amor no sé qué sentimientos…

Desde mi perspectiva también la familia y la empatía y todo este amor también se ven trasladados en la sostenibilidad ambiental, en la naturaleza. Y la empatía para mí es todo es tener en cuenta que somos una comunidad, que todos somos dependientes los unos de los otros, y que estamos conectados y que necesitamos cuidar la naturaleza, y cuidarnos a todos para estar bien nosotros mismos.

Es una visión, uno de los grandes unos de los grandes retos que estamos teniendo con esta pandemia, es que todavía muchas personas no se han dado cuenta que cuidarse a sí mismo pasa por cuidar a tu comunidad. Y esa es la manera de cuidar de ti mismo y cuidarte a ti mismo pasa por cuidar tu entorno, ese entorno puede ser natural o social, como tú bien dices.

De hecho, todo, tienen que ser ambos.

Yo quería acabar con las palabras de Julia de gratitud y sensibilidad, aquí también con esta pequeña familia de hoy, agradeceros vuestra participación y a ti Alicia. Por todo lo que transmites, no sigas enseñando a comunicarnos, lo que pueden hacerlos las palabras en nosotros y a identificar todas estas emociones.